Legislacion orientacion y tutoria

Legislacion orientacion y tutoria
Pincha aquí para ver la presentación

Guia para las familias

Guia para las familias
Pincha en la imagen y obtendrás la guía

sábado, 10 de octubre de 2009

Desarrollo de hábitos de estudio



Mucho se ha escrito sobre los hábitos y las técnicas de estudio, y encontramos numerosa bibliografía en donde nutrirnos. Hay varios puntos en común en los que quizás coincidiría cualquier autor que abordara este tema:

1. El estudio ha de organizarse. No se puede improvisar.

2. Un buen método de estudio no sólo facilita la comprensión, sino que motiva al alumno a seguir estudiando, en cuanto comprueba los buenos resultados que obtiene.

3. El estudio ha de ser diario.

4. Cada cual tiene sus propias técnicas, de hecho no existe un método óptimo, sino que el mejor método es el que hace que el alumno rinda al máximo de sus posibilidades. Sin embargo, es en la escuela y en el instituto donde los alumnos van a adquirir las técnicas básicas para poder luego formar su propio método.

5. Los hábitos que no se adquieren de joven, difícilmente se adquieren de adulto.

6. Las técnicas de estudio no son algo que se enseña y se aplica puntualmente, que sólo se aprende en tutoría, sino que han de ser fomentadas y desarrolladas por todo el profesorado, animados desde sus respectivos departamentos. De hecho, cada área o materia tiene preferencia por algunas técnicas más que por otras, dada su estructura de contenidos. Por ello, es necesario que el Equipo Técnico de Coordinación Pedagógica coordine, a lo largo del curso, la enseñanza y aplicación de las técnicas y hábitos de estudio, incardinándolos en el Proyecto Educativo y en la Programación Anual.

7. Se ha de contar con la familia como apoyo imprescindible para motivar al alumno. Es evidente que éste deberá autorregularse, y aún más cuanto mayor sea, pero la familia puede servirnos de referencia. Sobre todo en tercero y cuarto de ESO y Bachillerato, el tutor-a ha de contar con el alumno para llevar a cabo el Compromiso Pedagógico.
Tras esta reflexión, planteamos una serie de actividades y materiales que pueden aplicarse a lo largo del curso. Hoy abordaremos el tema de los hábitos de estudio y en entradas posteriores propondremos un buen método para estudiar.

Objetivos:
· Que el alumno aprenda un buen método para estudiar.
· Que adquiera hábitos de estudio adecuados, llegando a tener un aprendizaje autónomo.

Tiempo: Dos sesiones de tutoría.

Procedimiento y materiales:
1। En el primer ciclo de la ESO, el tutor-a hace una breve introducción explicando a los alumnos la importancia de tener un buen método de estudios y lo rentable que resulta a la larga (5 min.). Los alumnos cumplimentan la “Escala de hábitos, estrategias y motivación hacia el estudio” (ANEXO 30) y la corrigen. Se valoran los resultados y se comentan (20 min.). En tercer curso los alumnos pueden utilizar el torbellino de ideas, en lugar del cuestionario. En cuarto será suficiente realizar un debate para averiguar posibles errores de estudiante.


2. Los alumnos visualizan una presentación en Power Point: "Desarrolla buenos hábitos de estudio". La podéis encontrar en la barrra lateral y en el apartado de materiales propios (presentaciones) o aquí abajo. Después se comenta en grupo.

3. El tutor-a, que previamente ha llevado a clase una lista de alumnos que han repetido y que han obtenido malas calificaciones (los datos se obtienen en la evaluación inicial), aborda el tema del fracaso escolar, y establece un diálogo, especialmente con aquellos alumnos que más lo necesitan, sobre la conveniencia de un cambio de táctica en su método de aprendizaje (10 min.). El tutor-a explica cómo hacer el horario de estudios (ANEXO 33) para que los alumnos elaboren el suyo propio en casa. Les advierte que el próximo día habrán de traerlo para que él los supervise. Posteriormente deberán copiar el horario, una vez hecho, en la agenda escolar, y lo deberán firmar sus padres.